Puños olímpicos

El boxeo es el deporte que más medallas aportó a la Argentina en los Juegos Olímpicos, con 24 de 43. En esta nota detallaremos a cada uno de los púgiles que lograron un podio a lo largo de la historia.
En los Juegos Olímpicos de Ambares 1920, el único atleta que representó a Argentina fue el boxeador Angel Rodriguez, que fue vencido en primera ronda por descalificación en el tercer round en el combate ante el noruego Arthur Olsen.

En Paris 1924, el boxeo aportó cuatro de las seis medallas obtenidas por la delegación Argentina.  Alfredo Copello y Hector Mendéz lograron la medalla plateada, mientras que Pedro Quartucci y Alfredo Porzio consigueiron la medalla de bronce.

En las olimpiadas de Ámsterdam en 1928, el abanderado fue Hector Mendéz, quien había coseguido la medalla plateada cuatro años antes en Paris 1924. En estos Juegos Olimpicos el boxeo aportó cuatro de las siete medallas que obtuvo la delegación Argentina, dos de oro y dos de plata.

Las medallas doradas fueron logradas por Arturo Rodriguez Jurado y Victor Avendaño, las medallas de plata fueron logradas por Victor Peralta y Raul Landini.

Los Ángeles 1932. En esta participación el boxeo aportó tres de las cuatro medallas que obtuvo la delegación Argentina, dos de oro y una de plata. Las medallas doradas fueron logradas por Santiago Lovell y Carlos Robledo, mientras que la plateada fue a manos de Amado Azar.

En Berlín 1936, nuevamente el boxeo fue el deporte que más medallas aportó a la delegación Argentina, cuatro sobre siete, una de oro una de plata y dos de bronce. La medalla dorada fue lograda por Oscar Casanovas, la plateada por Guillermo Lovell y las de bronce las obtuvieron Raul Villareal y Francisco Resiglione.

La vuelta a los juegos después de la segunda guerra mundial , y 12 años sin olimpiadas, fue en Londres en 1948, en esta edición el boxeo nuevamente se destacó y aportó tres de las siete medallas que obtuvo la delegación Argentina, dos de oro y una de bronce. Una de las medallas doradas fue lograda por Pascual Pérez, uno de los grandes boxeadores que tuvo Argentina, la otra fue lograda por Rafael Iglesias, mientras que la de bronce fue obtenida por Mauro Cia.

Helsinki 1952, en esta edición el boxeo nuevamente se destacó por sobre los demás deportes y aportó  dos de las cinco medallas que obtuvo la delegación Argentina, una de plata y una de bronce. La plateada fue lograda por Antonio Pacenza y la de bronce por Eladio Herrera.

Melbourne 1956, el boxeo en estos juegos aportó una de las dos medallas obtenidas por Argentina, la de bronce que fue conseguida por Victor Zalazar.

En Roma 1960, el boxeo una vez más aportó una de las dos medallas Argentinas, la de bronce, conseguida por Abel Laudonio.

En las olimpiadas de Tokio 1964, el boxeo no aportó medallas a la delegación Argentina.

México 1968, el boxeo aportó una de las dos medallas obtenidas por la delegación Argentina, fue Mario Guilloti, quien consiguió la medalla de bronce.

A partir de este juego, el boxeo no volvió a aportar medallas hasta 1996, cuando Pablo Chacón obtuvo la medalla de bronce. El deporte argentino entró en una etapa negra en las olimpiadas, la falta de apoyo de los gobiernos fueron fundamentales para que esto sucediera.

 

Más notas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *