Cuatro cambios claves en el reglamento del Handball

La Federación Internacional de Handball (IHF) realizó cuatro modificaciones en el reglamento del deporte que fueron aplicadas oficialmente a partir del 1 de julio pasado, y con ellas se disputarán los Juegos Olímpicos de Río 2016. Las novedades en el reglamento fueron probadas el año pasado en los mundiales de mayores y juveniles y se dio el fallo a favor a principios del año.

Una de las más novedosas, es la implementación de la tarjeta azul. Cuando los árbitros decidan que una descalificación llevará además un informe escrito que pudiera implicar una suspensión adicional al jugador descalificado (determinados partidos de suspensión) deberá mostrar, luego de la tarjeta roja, una tarjeta azul indicando esto mismo. El informe acompañará la planilla oficial de juego y la comisión disciplinaria será responsable de acciones posteriores.

Además se sumó la regla del juego pasivo con límite de seis pases (una vez realizado el gesto de advertencia de juego pasivo, el equipo atacante dispondrá de un máximo de seis pases a realizar). Por su parte, la regla de los últimos 30 segundos establece que las actitudes antideportivas cometidas por el equipo adversario durante los últimos 30 segundos del partido (cuando el balón no está en juego) y que tengan por objeto evitar la inmediata puesta en juego del balón, serán sancionadas con un lanzamiento de 7 metros en contra y la descalificación (sin informe) del jugador infractor.

Pero, sin duda alguna, la más exótica y polémica de las cuatro es la nueva regla de siete jugadores de campo; en la cancha hay 7 jugadores por equipo y no incluye la necesidad de que uno de ellos sea un jugador identificado como arquero usando un color de vestimenta diferente a sus compañeros. Quiere decir, que abre la posibilidad a que un equipo, estando en ataque, pueda sacar al arquero y meter un jugador de campo más, dejando al equipo sin portero.

Esto puede llegar a modificar totalmente el juego, principalmente la defensa del mismo. Un equipo estando en ataque, puede, desde ahora contar con siete jugadores, arriesgándose a quedarse sin alguien que defienda el arco. Esto propone un juego más versátil en el que ambos equipos buscarán el gol desesperadamente.

Esta nueva regla es polémica por todo lo que significa. La famosa dupla de árbitros Lenci-López Grillo, representantes argentinos en mundiales juveniles, tuvieron declaraciones negativas sobre esta nueva implementación, pero viéndole un lado positivo, comentando que «La regla del séptimo jugador no nos terminó de gustar, pero tiene cosas positivas: no hay más remeras agujereadas como pasaba antes con el arquero-jugador. Lo malo es que para equipos como Argentina, Corea, Brasil o Arabia Saudita que hacen defensas muy abiertas, esto de siete jugadores, los obliga a bajar a seis metros y beneficia a los europeos, sobre todo, porque inician la jugada, lanza cualquiera, el cambio se hace rápido y se ven pocos goles de saque de centro o de arco a arco; realmente beneficia a los lanzadores por sobre los que pueden hacer marca muy afuera».

Sin duda alguna es, de las cuatro modificaciones, la que más ha dado que hablar. En el mundial de Dinamarca disputado el año pasado, ya se vio a equipos (principalmente los europeos) implementando esta nueva regla. Ahora tendrá que verse si sirve para hacer un juego más vistoso, o si desvirtuará el deporte.

Más notas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *