Remo: un deporte con historia

Si bien los orígenes del remo se remontan al siglo XXX a. C. cuando egipcios y griegos utilizaban embarcaciones propulsadas por remeros para fines comerciales, es en el siglo XVII d. C. en Inglaterra cuando el remo se considera como deporte.

La primera competencia se realizó en 1716 sobre el río Támesis y la leyenda cuenta que la disputaron los barqueros profesionales para definir quién era el mejor de la ciudad. El encuentro deportivo recibió el nombre de Doggett’s Coat and Badge en honor a Thomas Doggett, impulsor del cotejo. La disputa es una tradición que se mantiene hasta nuestros días a finales de julio, con la marea entrante.

A partir de ello, el deporte se extendió por toda Europa y por el mundo. En Argentina los primeros registros se dieron en 1870 cuando aficionados y marinos ingleses competían entre sí, representando a las embarcaciones de mar, ancladas en el Riachuelo en Buenos Aires y en el río Luján en Tigre.

El deporte en Argentina

Un año más tarde se corrió una regata amistosa en el río Luján y la primera regata oficial se realizó el 8 de diciembre de 1873, bajo la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento, quien más tarde se volvería un frecuente visitante del Delta.

Veinte años más tarde se fundó la Unión de Regatas del Río de La Plata y en noviembre del mismo año (1893) se corrió, bajo su patrocinio, la primera regata oficial del Remo Argentino en aguas del río Luján.

Por ese entonces se crearon instituciones dedicadas al remo, todas instaladas a orillas de los ríos Luján y Tigre. Las mismas estaban conformadas por una selecta élite de familias tradicionales de fines y principio de siglo. A raíz de este auge social y deportivo, se construyen en la zona residencias de descanso e importantes obras edilicias, tal fue el caso del Tigre Hotel y del Tigre Club.

La cancha oficial de regatas sobre el río Luján se usaba de acuerdo a la corriente que ese día tenía el río. La llegada o salida era frente al Club de Regatas La Marina o al Rowing Club Argentino. El sentido de la prueba se anunciaba con un juego de banderas enarboladas en un mástil del Club de Regatas La Marina.

Deportistas destacados

Los logros internacionales llegaron de la mano de Julio Curatella y Horacio Podestá, quienes obtuvieron la primera medalla olímpica del remo nacional en los Juegos Olímpicos (JJOO) de Berlín en 1936. Los atletas alcanzaron un bronce y en el mismo torneo el singlista, Antonio Giorgio, logró disputar la final.

En los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, Tranquilo Capozzo y Eduardo Guerrero llevaron al remo a la gloria máxima al obtener la medalla de oro en el doble par (2x). Hasta la fecha es la única dorada que registra el deporte en los JJOO.

En la década del ’60 el remo nacional empezó a vislumbrar a su máximo exponente: Alberto Demiddi, quien con sólo 18 años logró un 4º puesto en los JJOO de Tokio ‘64. Cuatro años más tarde el atleta alcanzó su primera medalla olímpica de bronce. En Munich ’72, el mismo hombre y el mismo bote logran una presea plateada.

Alberto Demiddi se convirtió en un ícono del deporte, a tal punto que el Día Nacional del Remero se celebra el 11 de abril en recuerdo a su natalicio.

Más tarde llegaron otros atletas a destacarse como Ricardo Ibarra, quien entre los ´70 y ´80 llegó a varias finales en mundiales y Juegos Olímpicos, aportando varios oros Panamericanos. En los ´90, Sergio Fernández alcanzó disputar finales olímpicas y oros panamericanos.

En Atenas de 2004, Santiago “el Pollo” Fernández, obtuvo el 4º puesto en los Juegos Olímpicos y participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde finalizó 10º.

Actualmente el equipo nacional está integrado por 21 atletas, de los cuales solo dos clasificaron para Río 2016: Brian Rosso y Lucía Palermo, ninguno de los cuales superó la instancia de semifinales. Los últimos resultados generaron un debate entre dirigentes y deportistas en relación al desarrollo del deporte en nuestro país.

Más notas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *