Un juego mediatizado

El viaje desde Ezeiza hasta al Aeropuerto Internacional de Galeao fue mas corto que la caminata desde  Rua Santa Clara hasta Rua Euclides de Rocha. Las escaleras son interminables, pero uno las camina feliz. Llegar a Río es color permanente. Alegría multiplicada al máximo en las expresiones de los cariocas que te ven llegar y saben que es su momento. Brasil está por vivir nuevamente una evento de semejante tamaño.

En Brasil es feriado. La gente camina sin apuro en cuero, con poca ropa. El calor se siente. La temperatura supera por algunos centésimos los 20 grados. El verde es continuo. Los locales repletos de almanaques, figuritas de los atletas locales, recuerdos, estampas, regalos que todavía no fueron envueltos pero que muchos, ya tienen destino.

En la playa de Copacabana pasa algo similar. El imponente MegaStore que rodea la Av. Atlántica se va colmando de gente y suma atractivos a una cuidad que ya ha comenzado a sentir los juegos desde adentro. La trigésima primera edición de los Juegos Olímpicos dará inicio mañana en el mítico Maracaná, sede de batallas y partidos inmemorables, esta vez, con la certeza de albergar la celebración de apertura de una nueva etapa olímpica.

Foto: Nacho Amiconi

Foto: Nacho Amiconi

«El clima en Brasil es muy lindo porque todo lo que se a venir, los juegos traen mucha gente y eso nos sirve a todos. Aunque yo creo que la plata la podrían haber invertido en otra cosa mucho más trascendental, ya pasó algo similar con el mundial de fútbol», agrega nuestro primer amigo viajero a su recorrido, dejándose llevar por el paisaje de la cuidad del Cristo Redentor y a bordo de su Fiat Palio amarillo que nos deja en nuestro hogar verdeamarela.

En Brasil no todo es alegría. De hecho mañana se sabe que habrá una marcha en contra del mandato de Michel Temer, actual presidente del país, luego de que en mayo pasado Dilma Rouseff fuera destituida por el Senado por una malversasíon de fondos y el financiamiento desmedido de su campaña presidencial en 2014.

Foto: Ignacio Amiconi

Foto: Nacho Amiconi.

El agua se mezcló con el aceite, y en todo Brasil se siente, mucho más en la cuidad que albergará una nueva edición de los juegos olímpicos, donde las opiniones empiezan a pesar, y los ojos del mundo entero están puestos en la organización de un evento que promete ser histórico.

Mañana desde las 19 hs, comenzará la ceremonia de apertura que ya anticipó algún vuelo pero que sin sobresaltos, mantiene en secreto en evento. El Maracaná abrirá las puertas desde temprano para que quienes tengan el ticket de acceso puedan ubicarse en sus lugares y disfrutar de una verdadera fiesta.

Los Juegos están por arrancar. La Villa Olímpica ya recibió a todos sus atletas que poco a poco empiezan a tomar dimensión de lo que significa ocupar un lugar en la elite deportiva. Que el juego comience.

Más notas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *